81.8262.1150 info@plannet.mx

Hoy en día, todos los usuarios de una organización necesitan acceder a recursos en Internet, lo que nos vuelve blanco fácil para el robo de identidad o de información.

Con amenazas como la propagación de malware en nuestra red, descarga de archivos que contengan ransomware, phishing y cryptomining, los atacantes pueden engañarnos para obtener datos confidenciales, instalar software espía en nuestros dispositivos, encriptar información valiosa para la operación de la empresa e incluso hacer uso de los recursos de hardware internos sin que los administradores de los sistemas puedan darse cuenta.

De igual forma, la cantidad de dispositivos en nuestra red es mayor, lo cual torna más complicada la tarea de mantener control de ellos.

Esto puede ocasionar la pérdida de posibilidad operativa y de continuidad del negocio, lo cual se traduce a pérdidas monetarias significativas, además de perjudicar nuestra reputación.

¿Cómo podemos protegernos?

El primer punto al cual debemos prestar atención, es la capa de seguridad en nuestros servicios de DNS, ya que todos los equipos de comunicación (laptop, servidores, smartphones, dispositivos IoT) los usan para la conexión a Internet; por eso es importante monitorear las solicitudes de DNS: es una forma fácil de detectar actividad maliciosa y sistemas comprometidos, ya que si la conexión es bloqueada a este nivel, la amenaza no va más allá dentro de nuestra red, reduciendo por mucho la brecha de acceso a nuestros datos.

Es posible proporcionar un acceso seguro a Internet independientemente del lugar donde se encuentren, para ello es necesario contar con una herramienta que contantemente inspeccione dominios públicos, los diversos tipos de archivos que se intenten descargar y que controle el tráfico web de nuestros usuarios, ya sea en la oficina o remotamente.

Ahora que sabes esto, ¿consideras que tu organización está protegida?